Módulo 1.1. Introducción a las bases de la Nutrición

3.5. Cómo se utilizan los nutrientes

Los nutrientes se incorporan del medio externo intestinal al medio interno extracelular y sanguíneo atravesando la barrera enterocítica, tras ser diferenciados y aislados de la masa alimenticia mediante la digestión. Esta incorporación recibe el nombre de asimilación o absorción.

Una vez asimilados, los nutrientes viajan por la sangre y el líquido intersticial hasta el interior de las células donde protagonizan las reacciones metabólicas. Éstas consisten en interacciones de dos o más sustancias (substratos) que generan uno o más compuestos diferentes (productos). Los nutrientes participan en las reacciones, bien como substratos, o bien como elementos reguladores de las mismas. Existen tres tipos básicos de reacciones:

  • Reacciones de oxidación. En ellas los substratos energéticos, es decir los monómeros de los principios inmediatos como la glucosa (hidratos de carbono), los ácidos grasos (grasas) y los aminoácidos (proteínas) reaccionan con el oxígeno para dar lugar a energía y a productos de desecho: CO2,  agua y restos nitrogenados (éstos últimos solo en el caso de los aminoácidos).

F.1.12. Reacciones oxidación

  • Reacciones de síntesis. En ellas los substratos se combinan entre sí para dar lugar a productos molecularmente más complejos como estructuras proteico-lipídicas, material genético (ADN), elementos reguladores (enzimas, hormonas y neuropéptidos) y compuestos de reserva (glucógeno y grasas).  Son reacciones que precisan energía.

F.1.13. Reacciones síntesis

  • Reacciones de degradación no oxidativa. Los sustratos metabólicos residuales no oxidables se transforman en sustancias que pueden ser eliminadas. La principal reacción de este tipo es la de conversión del amoniaco, derivado del catabolismo proteico, en urea, eliminable a través de la orina. Estos procesos requieren energía.

F.1.14. Reacciones degradación no oxidativa

En resumen, el empleo de los nutrientes tiene como principales objetivos:

  • La obtención de energía en forma de calor y ATP a partir de los substratos energéticos.
  • La extracción y la fabricación de materiales que se integren en las estructuras corporales (músculo, esqueleto y otros tejidos) y que sirvan para la síntesis de elementos reguladores como proteínas enzimáticas, hormonas, neuropéptidos y material genético.
  • La transformación de los substratos energéticos sobrantes en compuestos almacenables, principalmente en grasa que forma el tejido adiposo.
  • La incorporación al engranaje metabólico de los elementos exógenos que el organismo no puede fabricar como las vitaminas, los minerales, los aminoácidos esenciales y los ácidos grasos esenciales.

Como consecuencia de esta actividad:

  • Se produce agua (H2O) y dióxido de carbono (CO2) como principales desechos de la combustión, que es preciso eliminar.
  • Se generan excedentes de nitrógeno en forma de amoniaco (NH3), que deben ser transformados en urea y eliminados con la orina.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43

1 Trackback

Deja un comentario