Módulo 1.1. Introducción a las bases de la Nutrición

 2. Cualidades vitales y tipos nutrientes

F.1.1. Composición cuerpo humanoObservando nuestro cuerpo y aplicando la lógica podemos discernir las tres cualidades vitales que hemos de incorporar del medio que nos rodea. En primer lugar, convendremos que nuestro cuerpo es una estructura compleja compuesta por diferentes partes, cada una de las cuales es indispensable para la viabilidad del conjunto. También constatamos que, tras su diferenciación y crecimiento, la composición del cuerpo se mantiene constante a pesar de la caducidad de sus materiales (tejidos compuestos por células), los cuales deben ser necesariamente renovados. Dichas estructuras funcionan, como es lógico, gracias a un suministro constante de energía, pero además lo hacen perfectamente coordinadas confluyendo en un equilibrio adaptable a los constantes cambios ambientales gracias a su capacidad de regularse.

Fruto de la anterior reflexión se llega a la conclusión de que el organismo humano, como el de cualquier otra especie animal o vegetal, es una estructura compleja que crece, se auto-regenera y es capaz de utilizar energía para funcionar de forma regulada, es decir, adaptada y eficaz. De este modo, la Vida  puede considerarse como la combinación de tres cualidades fundamentales: estructura, energía y regulación.

La Nutrición es pues un pilar fundamental de la Vida tal y como se ha definido ya que implica la incorporación por parte del organismo de sustancias de carácter estructural, que se añaden a los diferentes tejidos en su crecimiento y regeneración;  energético, que proveen la energía necesaria para que las estructuras funcionen; y regulador, que participan en la modulación y en la coordinación de todas las funciones entre sí. Dichas sustancias reciben el nombre de nutrientes, diferenciándose 6 grandes grupos: el Agua,  los Hidratos de Carbono, las Proteínas,  los Lípidos,  las Vitaminas y los Minerales.

  • Algo a tener en cuenta:

Desde un punto de vista bioquímico, el oxígeno captado con la respiración también es un nutriente al ser esencial para que se produzcan las reacciones de obtención de energía, tal y como se describe en el apartado 3.5.

Aunque no resulta indispensable para la Vida, la presencia del alcohol (etanol) en la alimentación de muchas personas y su capacidad para proveer energía le otorgan la consideración de elemento nutritivo aunque de carácter no esencial y, por lo tanto, prescindible.

Según las cualidades vitales que proporcionan al organismo, los nutrientes se clasifican en: energéticos (E),  estructurales (S) y reguladores (R). Como se verá a continuación, la mayoría de los nutrientes  aportan  dos o más de dichas cualidades a la vez.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43

1 comentario

2 Trackbacks

Deja un comentario