Módulo 1.1. Introducción a las bases de la Nutrición

6.2.3. Asimilación de monosacáridos, aminoácidos y vitaminas hidrosolubles

A lo largo del intestino delgado, la glucosa y la galactosa se asimilan por transporte activo mediante proteínas específicas co-transportadoras de sodio que aparecen insertadas en las membranas luminares de los enterocitos. Como se ha comentado, este proceso se ve facilitado por la baja concentración de sodio en el citoplasma enterocítico. A medida que aumenta la concentración citoplasmática enterocítica de glucosa, se estimula su transferencia a través de la membrana basal hacia el líquido extracelular por difusión facilitada dependiente de energía, siendo este transporte mediado por proteínas transportadoras específicas. Una vez la glucosa y el resto de monosacáridos alcanzan el medio interno extracelular, pasan a los capilares sanguíneos que los transportan principalmente hacia el hígado (véase la figura 1.25). La fructosa es asimilada por difusión facilitada, habilitada por proteínas de membrana específicas independientes del sistema transportador de sodio

Los aminoácidos también se asimilan contra gradiente neto de concentración entre el medio externo intestinal y el medio interno. Igual que la glucosa, lo hacen mediante sistemas de co-transporte activo de sodio dependientes de energía, los cuales son habilitados por proteínas de membrana especializadas en la fijación de los distintos aminoácidos. Esta alta especificidad provoca ligeras variaciones en el ritmo de asimilación de cada aminoácido, así por ejemplo, la metionina se asimila antes que el glutamato.

Vitaminas hidrosolubles como la  tiamina, la riboflavina, la niacina, la piridoxina,  la biotina y el ácido ascórbico se asimilan también mediante sistemas activos de co-transporte de sodio. Una vez en el enterocito, atraviesan la membrana basal por mecanismos de difusión facilitada mediados por proteínas específicas, alcanzando el medio interno extracelular e incorporándose  a la corriente sanguínea.

La rápida incorporación de nutrientes al flujo sanguíneo capilar crea un gradiente de concentración negativo entre el citoplasma del enterocito (mayor concentración) y el medio interno extracelular (menor concentración) lo que,  como ya se ha sugerido, actúa como una bomba de succión que propicia los procesos de transporte activo y de difusión facilitada sostenedores del flujo de nutrientes a través de las membranas basolaterales en dirección al medio interno extracelular. (Véase la figura 1.25).

  • Algo a tener en cuenta:

Mención especial merece la vitamina B12 (cobalamina), para cuya asimilación debe unirse previamente con un factor segregado en el estómago (factor intrínseco) junto al cual forma un complejo reconocible por proteínas transportadoras específicas situadas en el íleon; parece ser que el conjuntoformado por receptor y complejo es “engullido” por la membrana luminar e incorporado al interior del enterocito (proceso de endocitosis). Una vez allí la vitamina es liberada atravesando posteriormente la membrana basalpor transporte activo específico. (Este proceso será descrito con más detalle en el capítulo 6 dedicado a las vitaminas).

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43

1 Trackback

Deja un comentario