Módulo 1.1. Introducción a las bases de la Nutrición

6.2.4. Asimilación de los ácidos grasos libres, de los monoglicéridos, de los diglicéridos, del colesterol y de las vitaminas liposolubles

 

Se produce principalmente en el intestino delgado. Las sales biliares rodean a pequeñas fracciones de grasas predigeridas (ácidos grasos libres, monoglicéridos y diglicéridos), así como a otros nutrientes liposolubles (colesterol y  vitaminas liposolubles) formando micelas que viajan hasta ponerse en contacto con el borde de cepillo. Una vez allí, los lípidos y parte de las sales biliares atraviesan la membrana enterocítica por difusión pasiva.

En el interior del enterocito las grasas fraccionadas se reorganizan formando triglicéridos (grasa neutra) que, a su vez, se asocian a determinadas proteínas constituyendo formas de transporte interno conocidas como quilomicrones. Éstos difunden las membranas basolaterales en dirección a los vasos linfáticos (o quilíferos). Asimismo, la mayor parte del colesterol y las vitaminas liposolubles se integran mayoritariamente en los quilomicrones siendo drenados por los vasos quilíferos.

Igual que ocurre en el caso de los nutrientes hidrosolubles con el drenaje sanguíneo capilar, el drenaje linfático (quilífero) crea un gradiente graso de concentración negativo entre la luz intestinal y el medio interno extracelular, lo que sostiene la asimilación de los nutrientes liposolubles. (Este proceso también será tratado en el capítulo 4 dedicado a los lípidos).

6.2.5. Asimilación del alcohol (etanol)

Dado su carácter liposoluble se produce por difusión pasiva sin coste energético alguno. Cabe destacar que una parte minoritaria del etanol (inferior al 20% del total ingerido) se asimila en el propio estómago.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43

1 comentario

2 Trackbacks

Deja un comentario