Módulo 3.2. Fisiopatología relacionada con el consumo de los hidratos de carbono.

8.2.7. Complicaciones de la diabetes tipo 1 a corto plazo

 

A parte de las consecuencias derivadas de la hiperglicemia crónica, comentadas en el apartado 8.1.2, la diabetes tipo 1 puede causar complicaciones de rápida aparición y consecuencias potencialmente graves. Estas complicaciones acaecen debido a graves fallos en el control de la enfermedad que pueden tener que ver con desequilibrios dietéticos puntuales, fallos u omisiones en la administración de insulina o la práctica o no planificada de ejercicio físico.

 * La hipoglicemia

Es una de las complicaciones más frecuentes en la vida de los diabéticos insulinodependientes, su aparición se suele acompañar de sudores, temblores y mareos.   Como se ha comentado, las consecuencias de la hipoglicemia pueden llegar a ser graves en el caso de que no se consuman H de C de rápida asimilación o se administre glucagón.  Por otro lado, las hipoglicemias suponen, paradójicamente, una traba de cara a evitar estados de hiperglicemia dado que suelen seguirse de hiperglicemias reactivas (efecto  Somogyi o “hiperglicemia de rebote”). Esto parece ser debido a que los bajos niveles de glucosa en sangre estimulan la secreción de hormonas contrarreguladoras a la insulina como son el glucagón y la adrenalina, que inducen a un marcado aumento de la  producción endógena de glucosa a partir de la descomposición del glucógeno y del catabolismo de las proteínas. No obstante, en muchas ocasiones no queda claro si esta hiperglicemia de rebote pueda haber sido inducida principalmente por una excesiva ingesta en respuesta a la hipoglicemia.

Para prevenir los estados de hipoglicemia es muy importante equilibrar de forma adecuada el ejercicio físico, la dieta y la administración de insulina. No obstante, también deben ser tenidos en cuentan otros factores como el estrés nervioso, (cabe recordar que las situaciones de estrés suponen una mayor secreción de hormonas hiperglucemiantes como la adrenalina y la noradrenalina).

* El coma hiper e hipoglicémico

El coma es la complicación aguda más grave del diabético insulinodependiente, puede ser hiperglicémico cetósico o hipoglicemico. El primero se da en ausencia de insulina y es debido a la hiperosmolaridad de la sangre generada por la acumulación de glucosa y derivados cetónicos. Puede producirse por una tardía respuesta terapéutica tras el debut diabético y en situaciones que implican  una cancelación garrafal y prolongada de la administración de insulina. Para salvar la situación debe administrarse glucosa e insulina urgentemente, jamás glucagón.

El coma hipoglucémico, de aparición más frecuente y súbita, se produce cuando se  dan, combinados o de forma aislada, las siguientes condiciones: un aporte excesivo de insulina, una ingesta deficitaria de H de C y una actividad física imprevista o mal planificada. En tales casos puede llegar a producirse un déficit celular de glucosa agudo que deja sin suministro energético a tejidos glucosadependientes tan importantes como el nervioso. Esto puede dar lugar a una pérdida del conocimiento y a la entrada en un estado comatoso que ha de ser revertido rápidamente para evitar daños cerebrales graves. El coma hipoglicémico suele venir precedido de los síntomas típicos de la hipoglicemia que suelen ser identificados por la persona diabética entrenada, con lo que pueden ser revertidos a tiempo adoptando las medidas ya referidas. Si la persona entra en coma hipoglucémico se hará necesaria la administración parenteral urgente de glucosa y glucagón junto con dosis ajustadas de insulina rápida.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46