Módulo 5.2. Fisiopatología relacionada con el consumo de las proteínas.

11.3.2. La desnutrición proteica y sus consecuencias
* La desnutrición proteico-energética aguda

Es consecuencia de un agudo déficit proteico-energético y del consiguiente balance negativo de nitrógeno. Esta pérdida neta afecta, en primer lugar, a las proteínas plasmáticas, especialmente a la albúmina (como se recordará, la albúmina constituye una remesa móvil de aminoácidos que fluctúa ligeramente en función de la dieta y de las demandas de crecimiento y recambio de los tejidos). Cuando la albuminemia decrece por debajo de un límite mínimo deja de ejercer la presión osmótica suficiente para evitar la extravasación de líquidos hacia los tejidos intersticiales, lo que trae consigo la aparición de edemas (véase el apartado 5.3.4). Un tipo característico de desnutrición proteica aguda es el kwashiorkor, que suele darse con triste frecuencia durante las hambrunas que azotan periódicamente zonas del tercer mundo. Este tipo de desnutrición afecta fundamentalmente a niños que muestran una estampa de extrema  delgadez y vientre abultado debido a un edema de tipo ascítico.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100

Deja un comentario