Módulo 5.2. Fisiopatología relacionada con el consumo de las proteínas.

12.1.2. Grandes quemados

La existencia de quemaduras extensas y profundas en la superficie corporal supone la pérdida constante de agua y proteínas completas que debe ser restituída mediante mediante una dieta adecuada. Por otro lado, la falta de la piel como barrera de protección expone al organismo a un gran riesgo de infecciones. En este contexto un insuficiente aporte energético-proteico tendrá consecuencias fatales sobre la evolución del paciente. Los requerimientos nutricionales para los grandes quemados se elevan, superando en muchos casos los 2 g de proteína diarios por kg de peso, y el doble de las calorías resultantes de la tasa de metabolismo basal. Dado que estos valores son difíciles de alcanzar únicamente a través de la dieta oral se suele recurrir a suplementos específicos, a dietas  enterales y, en ocasiones,  a nutrición parenteral.

  • Algo a tener en cuenta. Empleo de arginina en la dieta de los grandes quemados:

El uso de suplementos de arginina también se ha propuesto para los grandes quemados ya que, a sus propiedades estimuladoras de la cicatrización y regeneración de tejidos dañados, hay que unir su probable efecto activador del sistema inmunitario, lo que contribuiría a mejorar la respuesta a las infecciones.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100

Deja un comentario