Módulo 6.1. Idea de “Vitamina” y Vitaminas Liposolubles

Introducción a la idea de “Vitamina”

 

A lo largo de la historia de la Nutrición los primeros nutrientes identificados y clasificados fueron  aquellas sustancias o principios de los que el organismo está compuesto y de los que obtiene energía para su funcionamiento. Tales compuestos orgánicos recibieron la denominación de principios inmediatos: hidratos de carbono, grasas y proteínas. Por otro lado, la existencia de estructuras duras como los huesos y los dientes sugirió con claridad la dependencia vital de incorporar un cuarto grupo nutrientes: los elementos minerales.

En el caso de las vitaminas su definición y clasificación fue más complicada. De hecho, no resultó fácil aislar químicamente las sustancias en cuestión, ni tampoco encontrar características fisicoquímicas comunes para poder considerarlas miembros de una misma familia o grupo de compuestos característico. Por otro lado, no parecían claras sus funciones en el organismo, al no tratarse en ningún caso de combustibles ni de materiales de construcción. En definitiva, éstas y otras circunstancias complicaron, en los inicios, la comprensión de las vitaminas como nutrientes, algo que corrió en paralelo a los avances de la bioquímica humana.

Así, a principios del siglo XX, cuando ya se conocían en lo esencial cuatro grandes grupos de nutrientes (hidratos de carbono, grasas, proteínas y minerales), tan solo se suponía la existencia de ciertos factores alimentarios esenciales para el Hombre, al observarse epidemiológica y experimentalmente que determinadas restricciones dietéticas daban lugar a una serie de enfermedades carenciales características que, en muchos casos, abocaban a la muerte. Tras años de investigación se fueron desvelando, tanto en su estructura bioquímica, como en su función metabólica, todos esos “misteriosos” factores, identificándose más de 17 sustancias que forman un conjunto de enorme diversidad, el último gran grupo de nutrientes: las vitaminas.

  • Algo a tener en cuenta:

En un principio, la palabra vitamina, más que designar un tipo concreto de nutrientes, designó un concepto que resultaba evidente: la dependencia directa y vital del organismo humano hacia ciertas sustancias contenidas en los alimentos, algunas de ellas caracterizadas por la presencia de grupos aminados, de las que el cuerpo no era capaz de autoabastecerse por completo.

La descripción de la base funcional reguladora y de los criterios para la clasificación y nomenclatura de las vitaminas ocuparán la primera parte del presente bloque didáctico.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38

1 Trackback