Módulo 6.1. Idea de “Vitamina” y Vitaminas Liposolubles

5.7. Exceso y toxicidad de la vitamina D

 

El exceso de colecalciferol, al igual que el del resto de vitaminas liposolubles, no es eliminado inmediatamente sino que tiende a acumularse produciendo toxicidad en el caso de superar ciertos niveles. La principal consecuencia de la toxicidad por vitamina D es el incremento de la calcemia, que favorece el depósito cálcico en tejidos blandos como el endotelio vascular de la red capilar que irriga al riñón, al pulmón y al corazón, lo que origina graves alteraciones en el funcionamiento de dichos órganos.

  • Algo a tener en cuenta:

La irreversibilidad de las placas de ateroma viene marcada entre otros factores por la calcificación al nivel de sus capas fibrosas,  algo que se ve favorecido claramente por la hipercalcemia secundaria a un posible exceso de vitamina D.

Paralelamente al aumento de la calcemia, se incrementan los niveles del calcio en la orina (calciuria) y con ellos el riesgo de litiasis debida a la formación de cálculos de oxalato y urato cálcico que pueden dar lugar a cólicos nefríticos.

Es prácticamente imposible ingerir dosis tóxicas de vitamina D por vía exclusivamente alimentaria (la cantidad tóxica es 10 veces superior a la ingesta dietética recomendada). La mayor parte de intoxicaciones se producen por la administración descontrolada de  colecalciferol en forma de complementos vitamínicos, algo que debe tenerse en cuenta en el tratamiento preventivo del raquitismo.  Por otro lado, no se ha observado toxicidad debida a una exposición prolongada al sol, de hecho ante niveles normales de vitamina se inhibe la formación de colecalciferol a partir de la grasa subcutánea.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38