Módulo 6.1. Idea de “Vitamina” y Vitaminas Liposolubles

6. Vitamina E o tocoferol o factor antiesterilidad

6.1. Historia de la vitamina E

 

En los años veinte se anunció la existencia en las grasas vegetales de un factor, diferente del A y del D, que resultaba esencial para evitar la esterilidad en las ratas, hecho por el cual recibió el nombre de factor antiesterilidad o vitamina E. Años más tarde, en 1938,  pudo aislarse químicamente dicha sustancia, que pasó a denominarse tocoferol en alusión al término griego tocos pherein (“elemento que favorece el parto”).

figura-6-10-tocoferol-vitamina-e

6.2. Funciones de la vitamina E

Durante mucho tiempo el papel desempeñado por el tocoferol en el ser humano no estuvo claro ya que no acababan de identificarse ni sus funciones ni los lugares donde éstas se desarrollaban. Por otro lado, al contrario de lo que sucedía con otras vitaminas como la A y la D,  no se habían descrito con claridad enfermedades carenciales asociadas. Hoy en día se sabe que el tocoferol actúa como antioxidante en medios grasos extendidos por todo el organismo (como membranas celulares, tejido adiposo, y lipoproteínas), motivo por el que resulta imposible localizar su área de influencia en un órgano o en un tejido concreto.

La capacidad antioxidante del tocoferol se basa en su tendencia a interceptar el oxígeno que rodea a las grasas evitando su oxidación. Precisamente, su papel como factor antiesterilidad en animales se ha relacionado con la protección oxidativa de ciertos lípidos y estructuras de membrana  implicados en la espermatogénesis y en la renovación endometrial: procesos de los que depende la fertilidad.   No obstante, no existen evidencias concretas de que la falta de vitamina E tenga efectos similares sobre la fertilidad en humanos.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38