Módulo 6.1. Idea de “Vitamina” y Vitaminas Liposolubles

6.4. Necesidades y recomendaciones de vitamina E

Para los adultos es estiman entre los 8 a los 12 mg diarios. No obstante, si la ingesta de grasas insaturadas es elevada, las necesidades pueden aumentar de forma proporcional hasta los 20 mg al día. Estos requerimientos se satisfacen espontáneamente si las grasas proceden de fuentes poco transformadas, como aceite de oliva virgen, frutos secos crudos y pescados frescos, o bien de alimentos procesados y convenientemente suplementados con vitamina E (como aceites de girasol y margarinas vegetales).

* Tabla 6.5. Cantidades diarias recomendadas (CDR) de vitamina E según edad y sexo y combinaciones de alimentos que cubren las recomendaciones. 

tabla-6-5-cdr-vitamina-e-requerimientos

6.5. Asimilación y utilización de la vitamina E

La absorción del tocoferol, igual que la del resto de vitaminas liposolubles, se realiza conjuntamente con los productos lipídicos de la digestión. Así, acompañando a las grasas asimiladas, la vitamina E es transportada por los quilomicrones al hígado. Desde allí se distribuye, instalada en las lipoproteínas de baja densidad (LDL), hacia todos los tejidos en los que existen estructuras lipídicas susceptibles de oxidación: fosfolípidos de membrana, esfingolípidos del tejido nervioso, las propias lipoproteínas,  etc.  Tras ser degradada, la vitamina E se elimina lentamente por vía urinaria.

 VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38