Módulo 6.2. Vitaminas hidrosolubles

* Resumen de los principales aspectos relacionados con la tiamina, la riboflavina, la niacina, el ácido pantoténico y biotina
  • Todas ellas se disuelven en agua.
  • Realizan funciones reguladoras del metabolismo intermediario como:

* Control de la producción de la energía necesaria para el funcionamiento del organismo a partir de los principios inmediatos aportados por los alimentos y procedentes de las reservas corporales, es decir, control de la transformación de grasas, proteínas e hidratos de carbono en acetil CoA y de éste en energía.

* Control de la fabricación de glucosa a partir del piruvato procedente de las grasas y de las proteínas en situaciones de carencia de hidratos de carbono.

* Control de los procesos de fabricación de triglicéridos de reserva a partir de acetil CoA.

* Control de la conversión los triglicéridos en energía.

* Control de la síntesis de lípidos específicos de gran importancia fisiológica como el colesterol, los fosfolípidos y los esfingolípidos entre otros.

  • Las vitaminas B1, B2, B3, ácido pantoténico y biotina están presentes en los siguientes alimentos:

* La vitamina B1: en cereales integrales, carnes y frutos secos.

* La vitamina B2: en leche, carnes, huevos e hígado.

* La vitamina B3: en cereales integrales, frutos secos (en forma de niacina) y en carnes, huevos y pescados (en forma de triptófano).

* La vitamina B5 (ácido pantoténico): en las semillas, en la yema de huevo, en el hígado y en los frutos secos.

* La vitamina H (biotina): en el hígado, en la yema de huevo, en la levadura y la producida por las bacterias intestinales.

  • La falta de estas vitaminas en la alimentación produce enfermedades derivadas, principalmente, de una deficiente producción de energía y de compuestos esenciales para el buen mantenimiento de los tejidos:

* Falta de vitamina B1: deficiente movilidad y sensibilidad en extremidades (beriberi o neuropatía).

* Falta de vitamina B2: dermatitis y alteraciones oculares.

* Falta de vitamina B3: debilidad muscular, demencia, diarrea y dermatitis (pelagra).

* Falta de vitamina B5: apatía y decaimiento por falta de energía y calambres

* Falta de vitamina H: debilidad general, dermatitis y alteraciones en la piel y en las mucosas.

  • Con la excepción relativa de la niacina, ninguna de estas vitaminas es tóxica ya que no se acumulan en el organismo y se eliminan con facilidad a través de la orina.  Más allá de las situaciones carenciales, no se ha demostrado que un consumo elevado (por encima de las recomendaciones) de una o de varias de estas vitaminas proporcione beneficios adicionales al estado de salud.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64

1 Trackback

Deja un comentario