Módulo 7.1. Minerales: concepto, funciones y clasificación. Los elementos mayoritarios.

*  Resumen-recapitulació  de los principales aspectos relacionados con el sodio,  el potasio y el cloro

 

  • Los electrolitos aparecen disueltos en los líquidos orgánicos. El sodio y el cloro predominan en el plasma y en el líquido extracelular y el potasio en el líquido intracelular.
  • Los electrolitos portan cargas eléctricas, siendo las del sodio y el potasio de signo positivo y las del cloro de signo negativo. Entre éstos y otros elementos en disolución se establece un equilibrio dinámico de cargas que posibilita procesos tan importantes como:
    • La transmisión de los impulsos nerviosos y la contracción muscular.
    • El transvase de sustancias solubles a través de las membranas celulares.
    • La regulación del volumen de sangre.
  • Los electrolitos se encuentran ampliamente extendidos en los alimentos. La sal común es la principal fuente tanto de sodio como de cloro, mientras que las frutas, las verduras, las legumbres y los frutos secos lo son de potasio.
  • En circunstancias normales no se producen carencias nutricionales de electrolitos, sin embargo éstas pueden aparecer en casos de deshidratación y de alteraciones hormonales como la enfermedad de Addison, en el caso del sodio, y la enfermedad de Cushing, en el caso del potasio. También pueden darse carencias debidas a disfunciones renales graves.
  • Las concentraciones de los tres elementos se hallan controladas dentro de estrechos márgenes por sistemas de regulación hormonal mediados principalmente por la hormona antidiurética y por la aldosterona.
  • La acumulación de potasio puede ser debida a fallos en la función renal u hormonal (enfermedad de Addison) que impiden su eliminación. Tiene como consecuencia una mayor excitabilidad neuromuscular que puede producir arritmias y paro cardiaco.
  • La acumulación de sodio se da por alteraciones hormonales (como la enfermedad de Cushing) o bien por fallos graves en la función renal que impiden su eliminación. El aumento de la concentración de sodio en sangre (hipernatremia) da lugar al aumento del volumen de sangre y del líquido extracelular y se relaciona con la hipertensión, la aparición de edemas y la congestión cardiovascular.
  • La deshidratación severa ocasiona una notable disminución del volumen plasmático y de las concentraciones de electrolitos que puede conducir a fallos renales y cardiacos. En estos casos deben reponerse inmediatamente el agua y los electrolitos mediante la administración de sueros  por vía oral o parenteral.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50