Módulo 7.1. Minerales: concepto, funciones y clasificación. Los elementos mayoritarios.

3.5. Déficit de calcio y sus consecuencias: la osteoporosis

 

El principal efecto de la falta de calcio óseo es la desmineralización y la consiguiente pérdida de consistencia del esqueleto,  lo que da lugar a una enfermedad característica denominada osteoporosis.

3.5.1. Origen de la osteoporosis

La osteoporosis deviene tras la pérdida paulatina de los materiales que componen el hueso, fundamentalmente del calcio. En principio se trata de un proceso fisiológico que comienza a partir del momento en el que el hueso alcanza su máxima solidez (hacia el final de la adolescencia) y que se prolonga hasta el final de la vida. No obstante, existen varios factores que pueden acelerar esta merma adelantando indeseablemente la aparición de la enfermedad a la edad adulta, lo que comporta una evidente disminución de las capacidades físicas y una peor calidad de vida. Precisamente, el estudio y el control de dichos factores a lo largo de los años constituyen la principal estrategia terapéutica frente a la osteoporosis.

3.5.2. Factores que afectan al desarrollo de la osteoporosis.
* La tendencia individual

Reside en la base genética y determina la sensibilidad individual frente a los factores ambientales. En este sentido, conviene conocer el nivel y el tipo de predisposición a la osteoporosis de cada persona desde su juventud a fin de potenciar el control y la aplicación eficaz de las medidas preventivas. Hoy en día, en espera de próximos test de riesgo basados en el estudio genético individualizado, la mayor o menor tendencia a la osteoporosis puede estimarse tomando como referencia los antecedentes familiares.

* El déficit alimentario de calcio

Si se mantiene durante largos periodos de la vida es uno de los principales factores aceleradores de la osteoporosis ya que dificulta al organismo su doble tarea de abastecer al hueso y de mantener la calcemia dentro de unos niveles adecuados. En este contexto, la vitamina D y la parathormona tienden a utilizar más intensamente las reservas de calcio contenidas en el hueso, acelerando su desgaste, además, el déficit crónico de calcio induce a una sobreproducción de parathormona en respuesta a las mayores demandas de calcio óseo, lo que acelera aún más el proceso.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50