Módulo 7.2. Elementos minoritarios u oligoelementos.

9. El Yodo (I)

 

9.1. Funciones del yodofigura-7-17-glandula-tiroides

El yodo es esencial para la síntesis de la triyodotironina y de la tetrayodotironina o tiroxina: hormonas producidas por la glándula tiroides, entre cuyas funciones destaca la estimulación de los procesos metabólicos oxidativos induciendo a un mayor gasto energético y a un mayor consumo de oxígeno por parte de las células. Asimismo, las hormonas tiroideas propician la utilización de ácidos grasos a partir de los triglicéridos almacenados en los adipocitos y sirven de base para la síntesis de otras hormonas como la adrenalina.

9.2. Fuentes de yodo

Las principales fuentes de yodo son la sal marina, los pescados, el marisco, las algas y, en definitiva, todos los alimentos procedentes del mar. En tierra, tanto las plantas como el agua dulce pueden acumular cantidades variables de yodo según su presencia en los acuíferos y en los terrenos de cultivo.

9.3. Asimilación y utilización del yodo

El yodo que aportan los alimentos se presenta en forma estable pero, una vez en el  tubo digestivo, se oxida convirtiéndose en ión yoduro. Éste se absorbe con bastante facilidad dada su escasa tendencia a formar sales insolubles con otros elementos (al contrario de lo que ocurre en el caso del calcio, del hierro y del magnesio). Una vez en la sangre, el yodo penetra en la glándula tiroides donde se combina con ciertas proteínas para dar lugar a las hormonas tiroideas.

La mayoría del yodo corporal es reciclado a partir del que desprenden las hormonas tiroideas al ser degradadas, esto explica las bajas necesidades del mineral.

El yodo se elimina mayoritariamente a través de la orina.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41

Deja un comentario