Módulo 7.2. Elementos minoritarios u oligoelementos.

10. El Selenio (Se)

 

10.1. Funciones del selenio

Hasta hace unos años al  selenio no se le daba una especial importancia como nutriente, de hecho apenas se le relacionaba con intoxicaciones sufridas por vacas que ingerían pastos contaminados con cantidades elevadas del mineral. No  obstante, al descubrirse la presencia de selenio en el sistema enzimático glutatión peroxidasa (involucrado en reacciones hepáticas de reducción de metabolitos, peróxidos y ciertos radicales libres), el interés por este mineral fue creciendo hasta el punto de ser incluido en la categoría de nutrientes con funciones “antioxidantes”  junto con la vitamina E y con otros minerales como el cobre o el cinc. Quizás con demasiado optimismo se han llegado a otorgar al selenio propiedades “anticancerígenas” y “antienvejecimiento” que posteriormente, a la luz de un mayor conocimiento científico, han ido acotándose de forma más objetiva.

10.2. Fuentes de selenio

Las principales son los alimentos de origen animal, especialmente las carnes y los pescados; los cereales pueden contener pequeñas cantidades en función de la presencia de selenio en el terreno (como ocurre en los casos del yodo y del flúor). Por lo que respecta a las verduras, cabe reseñar  su contenido en ajos,  champiñones y espárragos.

10.3. Asimilación y utilización del selenio

El selenio se absorbe con facilidad y sin mayores interferencias (hasta un 80% del ingerido). Tras su asimilación el mineral se une a múltiples proteínas corporales, entre las que se encuentra la mencionada glutatión peroxidasa. La eliminación del selenio se realiza mayoritariamente a través de la orina.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41

Deja un comentario