Módulo 7.2. Elementos minoritarios u oligoelementos.

 7.7. El exceso de hierro

 

La llegada de una cantidad excesiva de hierro al organismo provoca su  acumulación en los tejidos. En casos extremos el corazón, los riñones y el hígado sufren graves alteraciones, como la cirrosis en el  caso del hígado.

La intoxicación por hierro suele darse en pacientes aquejados de hemocromatosis,  grave enfermedad hereditaria caracterizada por un aumento de la permeabilidad intestinal al hierro debida a fallos en los mecanismos que inhiben su absorción (cabe recordar que el intestino modifica el grado de asimilación del hierro en función del estado de sus reservas). El tratamiento de la hemocromatosis incluye la restricción alimentaria de hierro y la administración de sustancias quelantes que disminuyen su asimilación como el ácido fítico, los oxalatos, el calcio, el magnesio y las pectinas.

Excepcionalmente pueden darse casos de toxicidad producidos por el consumo reiterado de suplementos de hierro junto con cantidades considerables de alcohol o paralelamente a la ingesta de dosis elevadas de vitamina C.

En personas sanas es prácticamente imposible llegar a una situación de enfermedad por exceso de hierro alimentario.

  •  Algo a tener en cuenta:

Los depósitos corporales de hierro tienden a aumentar con la edad, lo que se ha relacionado con la mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes observada en los ancianos.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41

Deja un comentario