Módulo 5.1. Naturaleza, tipos y propiedades nutricionales de las proteínas.

5.4. Las proteínas alimentarias

 

Nutricionalmente las proteínas alimentarias tienen como única función la de ser fuente de aminoácidos. Así, cuando se habla de las propiedades o de la calidad de las proteínas se hace referencia a aspectos cuantitativos y cualitativos respecto al aporte y a la biodisponibilidad de sus aminoácidos, sin entrar en consideraciones sobre supuestas ventajas o peligros concretos para la salud asociados al consumo de unas proteínas respecto a otras,  algo que por el contrario sí debe hacerse cuando se comparan las propiedades de las grasas saturadas e insaturadas o las de los hidratos de carbono simples y  complejos.

La primera y lógica clasificación de las proteínas alimentarias concierne a su origen, diferenciándose las vegetales y las animales. Las primeras abundan en las legumbres (25-28% de su fracción comestible), en los frutos secos (15-20%), en los cereales (7-12%) y, apenas están presentes en las verduras (1-2%) y en las frutas frescas (0,5-1%). Por su parte, las proteínas de origen animal están presentes en las carnes (18-22%), en los pescados (15-20%), en los huevos (12-14%), en la leche (4-5%) y en los quesos (25-30%).

El principal criterio para clasificar a las proteínas desde un punto de vista nutricional es el de la calidad. La mayor o menor calidad de una proteína resulta de relacionar dos factores fundamentales como son la cantidad y la biodisponibilidad de los aminoácidos esenciales que incorpora, considerándose:

  • Proteínas de calidad alta, a las presentes en leche, huevos, carnes y pescados.
  • Proteínas de calidad media, a las presentes en cereales, legumbres y soja.
  • Proteínas de calidad baja, a las presentes en frutas y verduras.

VOLVER AL ÍNDICE

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62

Deja un comentario